PAC1 – Conceptos básicos de vídeo y audio. Formatos de imagen.

  1. Archivos BMP :

    Los archivos BMP fueron desarrollados por Microsoft para Windows basados en mapas de bits o píxeles. Este tipo de archivos son muy pesados y requieren mucho espacio de almacenamiento pero no hay pérdida de calidad (sin compresión).

    Estos archivos contienen un encabezado de archivo (identificador de mapa de bits, tamaño de archivo, ancho, alto, opciones de color y punto de inicio de datos de mapa de bits) y píxeles de mapa de bits, cada uno con un color diferente. Los archivos BMP pueden contener diferentes niveles de profundidad de color por píxel, según la cantidad de bits por píxel especificada en el encabezado del archivo. También pueden almacenarse utilizando un esquema de color en escala de grises.

    Los casos más habituales en los que podemos hacer uso de archivos BMP son para copias de archivo,  escaneados de alta calidad o como fondos de pantalla para escritorios en Windows.

  2. Archivos GIF:

    GIF es un formato de imagen de mapa de bits que permite una compresión sin pérdida de calidad, ya que lo que hace es reducir la paleta de colores a 256 colores distintos. Es cierto que PNG está empezando a ganar terreno ante este tipo de archivos pero todavía se usa para la animación, ya que es totalmente compatible con los navegadores actuales.

    Los archivos GIF se suelen usar para gráficos web, ya que están limitados a solo 256 colores, pueden permitir la transparencia y se pueden animar; además, suelen ser de pequeño tamaño y es algo que se tiene en cuenta para hacer los sitios webs menos pesados y más rápidos a la hora de cargarlos.

    Ejemplos de archivos GIF animados con fondo opaco y fondo transparente.
    Como se puede apreciar en la capturas de pantalla de Photoshop, el peso de los archivos es bastante bajo. En el primer caso, se ha utilizado la paleta de 256 colores para intentar tener una transición entre colores lo más suavizado posible; en el segundo caso, la paleta se ha reducido a 2 colores para reducir el tamaño del archivo, ya que únicamente hacemos uso del negro y la transparencia.

  3. Archivos JPEG:

    JPEG es un formato con pérdida de calidad, esto significa que la imagen está comprimida para hacer un archivo más pequeño; en función de la cantidad de compresión que le apliquemos, se apreciará más o menos en el resultado final, pero esta pérdida generalmente no se nota (siempre y cuando no pongamos una compresión muy elevada).
    Este tipo de archivos son muy comunes en Internet y es uno de los formatos más utilizados, lo que lo hace ideal para uso en la web, para impresiones no profesionales, para envíos vía email,…
    Al reducir el tamaño de estos archivos, hace que la carga en los sitios web sea mucho más rápida

    A la hora de exportar los archivos JPG, tenemos diferentes maneras de hacerlo:

    · Estándar – Este modo lo usaremos cuando queramos que el archivo sea reconocible en la mayoría de los navegadores web. Es una compresión básica y de buena calidad, haciendo la menor cantidad de cambios en la imagen.

    · Optimizada – Como su propio nombre indica, lo que hace este tipo de ajuste es optimizar la calidad del color de la imagen generando un tamaño de archivo algo más pequeño (2 a 8%, un poco más de compresión o carga ligeramente más rápida). Todos los navegadores web modernos lo admiten sin ningún tipo de problema.

    · Progresiva – Este tipo de ajuste crea una imagen que se mostrará gradualmente a medida que se va descargando. Esto significa que la imagen se muestra como líneas de escaneo, de modo que un navegador mostrará rápidamente una imagen de calidad reducida de la mitad de las líneas de escaneo mientras se resuelve la imagen completa.

    Como se puede apreciar en las siguientes imágenes y después de las explicaciones de cada uno de los modos/ajustes mencionados anteriormente, podemos llegar a la conclusión de que: a nivel visual, el hecho de usar un modo estándar, optimizado o progresivo, afecta únicamente cuando estamos trabajando con los archivos en una web o en la red porque es ahí donde identifica el modo en el que se ha procesado el archivo; es decir, si se ha empleado un ajuste progresivo, el archivo se cargará de un modo, si se ha usado un ajuste optimizado, se cargará de otro modo y si el navegador es muy antiguo se corre el riesgo de que no lo cargue correctamente y, si se ha generado en modo estándar, lo cargará correctamente en todos los navegadores. Por este motivo, cuando trabajamos con estos archivos en local no apreciamos ninguna diferencia.

    Sin embargo, el uso de las compresiones sí que es evidente, a mayor compresión del archivo, mayor pixelado, independientemente del modo empleado para exportar el archivo. Si nos fijamos en el siguiente gif, se puede apreciar la evidencia del pixelado cuanto mayor es la compresión.

    3_JPG_COMPRESION

    Después de estudiar las diferentes maneras que podemos utilizar a la hora de exportar un archivo JPG, podemos deducir que el uso estándar está enfocado al correcto funcionamiento en cualquier tipo de navegador web, así que si la imagen que queremos utilizar es de vital importancia para la comprensión de lo que queremos enseñar, deberíamos usar este método para asegurarnos de que se mostrará correctamente; aunque, hoy en día, el método optimizado es válido para la mayoría de navegadores y tiene una calidad algo superior al método estándar.
    En el caso del método progresivo lo emplearía, por ejemplo, en galerías fotográficas en las que la compresión del archivo ha de ser mínima para apreciar bien los detalles y el peso será superior; aplicando el modo progresivo, la carga del archivo será secuencial, tardará un poco más pero el usuario que está navegando no tendrá la percepción de que la página que está visitando es lenta o no funciona correctamente.

    Como se puede apreciar en los histogramas, después de realizar el proceso de diferencia aplicado a las imágenes con diferentes compresiones, resulta evidente la pérdida de información a medida que la compresión es mayor.

  4. Archivos PNG:

    Los archivos PNG son un formato de imagen sin pérdida de calidad diseñado originalmente para mejorar y reemplazar el formato GIF. Los archivos PNG pueden trabajar hasta 16 millones de colores, a diferencia de los 256 colores admitidos por GIF.

    Con este tipo de archivos, podemos incluir canales de transparencia de 8 bits que nos permiten hacer transiciones de opaco a transparente (en los GIF o era transparente u opaco pero no había ningún tipo de transición posible)

    Actualmente, las imágenes PNG son compatibles con la mayoría de los navegadores web.

    Este formato suele ser utilizado para iconos, gráficos web simples como logos, ilustraciones, textos rasterizados,… (ver imágenes a continuación).

    A nivel de comparación entre archivos PNG y GIF, aquí se muestran unas imágenes que evidencian las mejoras cuando hablamos de PNG.
    En la primera imagen se aprecia como la limitación de colores en la paleta de los archivos GIF hace que cuando trabajamos con imágenes con degradados, se vean mucho los halos entre colores y con los archivos PNG-24 no pasa, debido a que trabaja con hasta 16 millones de colores.
    En la segunda se aprecia como trabajando con archivos PNG podemos trabajar con transiciones de transparente a opaco, cosa que no podemos hacer con archivos GIF.

    Comparación 1
    Imagen – PNG      Imagen – GIF

    Comparación 2
    Imagen – PNG     Imagen – GIF

  5. Archivos TIFF :

    El formato TIFF es un tipo de archivo de imagen sin pérdida de calidad ni de información (aunque hay opciones para poder comprimir estos archivos), permite imágenes de muy alta calidad pero también tamaños de archivo más grandes; además también puede guardar transparencias.

    Su uso está enfocado para impresiones de alta calidad, publicaciones profesionales, copias de archivo…; también se usa para almacenar imágenes con muchos colores, como fotos digitales e incluye soporte para capas y varias páginas.

    Los archivos TIFF se pueden guardar en un formato sin comprimir (sin pérdida) o pueden incorporar compresión .JPEG (con pérdida). También pueden usar compresión sin pérdida LZW, que reduce el tamaño del archivo TIFF, pero no reduce la calidad de la imagen.

    Imágenes TGA vs PNG

    Visualmente no se aprecian muchas diferencias entre el archivo resultante TGA y el PNG, aunque sí se puede apreciar en el tamaño del archivo. Para verificar que no había apenas diferencia entre ambos, he hecho la prueba de diferencia de niveles con Photoshop y apenas se apreciaban cambios.

    Imagen – PNG                         Imagen – TGA

    El uso de los archivos TGA está enfocado al trabajo con vídeo y animación, ya que nos permite trabajar con un rango de bits de entre 8 y 32, incluyendo transparencias y con una relación entre calidad y tamaño de archivo razonables. Es cierto que el PNG nos permite trabajar con un rango de hasta 24 bits, permite transparencias pero su uso está más enfocado a plataformas web.

  6. Archivos SVG :

    SVG es un formato de archivo basado en XML de tipo vectorial, es escalable, pesa poco y permite una mejor definición cuando trabajamos con archivos de dimensiones más pequeñas.
    Se utiliza en muchas áreas, incluidos gráficos web, animación, interfaces de usuario, intercambio de gráficos, impresiones, aplicaciones móviles y diseño de alta calidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *